¿Cómo almacenar un vino en casa?

Conservar vino¿Tienes más de una botella de vino guardada en casa esperando una ocasión especial? ¿Estás seguro de que está debidamente almacenada? Nosotros te damos algunos consejos para que la conserves en tu hogar de forma correcta.

Posición

Por lo general, las botellas de vino deben conservarse en posición horizontal y ligeramente inclinadas en un ángulo de 50 grados, nunca verticalmente, ya que el vino debe estar en contacto con el corcho para que esté húmedo e impida pasar el aire hacia el interior.

Como en todas las reglas, hay excepciones. Si la botella no tuviera corcho y en su lugar tuviera un tapón de plástico, entonces sí podría conservarse en posición vertical, incluso para los vinos espumosos como Barbadillo Beta se recomienda esta posición.

Lugar

Para que un vino se conserve en óptimas condiciones es esencial que no esté expuesto a la luz. La mayoría de las botellas de vino son de color verde oscuro y opaco por este mismo motivo. Es preferible guardar el vino en un lugar oscuro y tranquilo, con una humedad media del 60%, ya que además de la luz, el movimiento también afecta negativamente. Lo mejor es almacenarlos en una bodega, trastero o sótano bien acondicionado.

Temperatura

Lo ideal es que se mantenga entre 12º y 16ºC, en un lugar fresco, que no sufra cambios de temperatura.

 ¿Qué hacer con una botella abierta?

Lo mejor en estos casos es hacerse con un tapón o bomba al vacío, que evita el contacto con el aire y, por tanto, la oxidación.

Los vinos tintos pueden conservarse unos días fuera del frigorífico, a temperatura ambiente y constante pero con el corcho puesto, mientras que los vinos blancos y vinos rosados, mejor conservarlos dentro del frigorífico, también bien tapados.

Si se trata de un vino espumoso, lo mejor es taparlo y consumirlo en las siguientes 24 horas de haberlo abierto para que no pierda el gas.

Método de la cucharilla

Seguro que has oído hablar de este método. Consiste en poner una cucharilla del revés dentro de la botella de Champagne, Cava o vino espumoso para evitar que se escape el dióxido de carbono, pero ¡no es cierto!, lo mejor para evitar esta situación es tapar y meter la botella cuanto antes en el frío.

Duración

En general, los vinos jóvenes habría que consumirlos en el mismo año de su compra, los vinos de crianza pueden conservarse durante 5 años, y los reservas y gran reservas se pueden consumir entre 10 y 15 años aproximadamente.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas acerca de cómo conservar vuestros vinos en casa, ahora solo queda poner en práctica todos estos consejos y disfrutar de vuestro vino preferido cuando queráis. No olvides seguirnos en Facebook y Twitter.