¿Crees saberlo todo del mundo de la enología? Diez curiosidades sobre el vino

Curiosidades del vino. EnologiaLa respuesta quizá pueda ser afirmativa pero la enología siempre sorprende

Conocemos muchos aspectos técnicos de la enología pero a veces encontramos datos que pueden (o no) sorprendernos.

Estas curiosidades son:

  • Mayor productor: nuestro continente, Europa, es el mayor productor de vino del mundo. Concretamente, Francia encabeza el listado seguida de muy cerca por Italia y España. La producción de vino de Europa supera a la del resto del mundo. Tras Europa, y guardando siempre las distancias, Asia o Estados Unidos son otros de los grandes productores.
  • Incoloro: la mayoría de vinos de origen, no tienen color, éste proviene de la maceración. En este proceso se determina el color y el aroma.
  • Cuidado a la hora de servirlo: si la temperatura del vino varía, el producto puede llegar a perder propiedades por lo que hay que tener cuidado.
  • La etiqueta: aquí podemos encontrar mucha información acerca del vino: variedad de la uva, porcentaje de alcohol, productor, etc. Todos los aspectos técnicos los podemos encontrar aquí.
  • Tapón de corcho: además de su función más básica que es la de impedir que salga el líquido, el corcho impide que entre oxígeno. Además, el tipo de corcho da información del vino pues cada uno es para cada vino, por ejemplo, para vinos reserva se emplea un corcho largo y para el cava, un corcho tradicional con forma de champiñón.
  • Las copas: dependiendo de si es vino blanco o vino tinto el tamaño de la copa será distinto. Para el primero, la copa más pequeña que para el vino tino ya que éste al tener un sabor más fuerte requiere de espacio para ser movido y por tanto respire.
  • Ayuda a nuestra salud: es algo sabido que el vino en general tiene numerosos beneficios para nuestra salud siempre y cuando no se abuse pero el vino se está introduciendo en terapias naturales, sobre todo para la piel.
  • El brindis: tiene origen en la Antigüedad, aunque no se sabe con exactitud. Se dice que los romanos hacían este gesto porque al igual que el olfato o el gusto disfrutan del vino, el oído también tenía que hacerlo. Otra teoría dice que su origen es griego ya que esta civilización lo hacía como signo de que la copa no estaba envenenada.
  • Que no te la den con queso: el vino suele estar maridado con alguna carne o queso y es precisamente con este último del que viene esta expresión. Antiguamente, en las tabernas se solía dar un poco de queso al cliente antes de la copa de vino para “engañar” a su paladar y el vino pareciera más sedoso y suave, exigencias que demandaba el cliente.

Seguro que te ha sorprendido más de una curiosidad que no sabías. Si quieres saber más síguenos en Facebook y Twitter.