Desmintiendo algunos mitos sobre el vino

Falsos Mitos del VinoEl mundo del vino ha ido ganando relevancia e interés en muchos sectores. El vino ha sido capaz de ir adaptándose a las exigencias y mantenerse siempre fiel a sus raíces, pero es en esta expansión enológica, debemos tener sumo cuidado porque podemos encontrar mucha información que no es del todo cierta.

En ocasiones esa información que encontramos está tan compartida e interiorizada por los usuarios que se puede llegar a entender como cierta cuando la realidad muestra todo lo contrario. Por ello, hoy os traemos un post en el que desmentiremos aquellas “afirmaciones” que han podido llegarnos y que debemos aclarar.

Falsos mitos:

  • La temperatura: se suele afirmar que los vinos tintos hay que tomarlos a temperatura ambiente pero no es así. Que un vino este refrigerado no significa que esté a temperatura ambiente. Habrá condicionantes en la sala que influyan en este factor, entre ellos la calefacción, por ejemplo.
  • El dolor de cabeza: se ha asociado este hecho al consumo de vino blanco (por los sulfitos), y aunque en la antigüedad pudiera llegar a ser cierto, en la actualidad con los muchos avances tecnológicos de los que se disponen así como los conocimientos que ha aportado la enología, han permitido a los viticultores saber con exactitud cuál es la cantidad necesaria de sulfitos.
  • La calidad del vino se puede percibir en el olor del corcho: el olor de éste sólo puede determinar algún defecto del vino pero no su calidad.
  • En el maridaje: se asocia automáticamente el vino blanco con los pescados y el tinto con las carnes y esto, aunque pueden llegar a ser un buen acompañante y por tanto, no ser del todo falso tal afirmación lo que sí debemos tener en cuenta es que no debemos encorsetarnos. Es necesario experimentar y probar nuevas combinaciones ya que alguna que otra pueden llegar a sorprender.
  • A más años, mejor vino: esta afirmación, al igual que la anterior, es mitad cierta y mitad falsa. Cierta, porque hay algunos tipos de vinos que necesitan años para que sus propiedades mejoren. Y falsa porque hoy en día, la mayoría de los vinos se consumen el mismo año del embotellado sin que esto signifique menos calidad.
  • El vino sólo para expertos: ni que decir que es algo totalmente falso. Tener más o menos conocimientos de enología no impide disfrutar de este producto.
  • La cuchara y el gas: en determinados vinos espumosos se suele introducir el mango de una cuchara metálica para conservar el vino y sus burbujas porque el metal es bue conductor del calor y por lo tanto el cuello de la botella se enfría pero lo más recomendable es utilizar otros mecanismos para ello como puede ser el introducir la botella en el frigorífico o el empleo de un tapón hermético.

¿Te ha parecido interesante? En nuestra categoría «Sabías que…» y en nuestro Facebook y Twitter puedes encontrar más curiosidades y datos de interés.