Oleoterapia, un mundo de sensaciones

oleoterapiaComo vimos en nuestro anterior artículo sobre los beneficios del aceite para nuestra salud, esta joya tiene multitud de propiedades que también utilizamos para nuestro propio cuerpo además de para cocinar.

Los aceites esenciales se extraen de flores, frutos, hojas, raíces y cortezas, y se utilizan tanto para perfumar, como para baños y masajes corporales.

Beneficios para la piel

El aceite se utiliza en mascarillas, lociones o cremas por su alto contenido antioxidante, ácidos grasos y trigilicéridos que reducen el envejecimiento prematuro de la piel. También se usa como relajante muscular y para tonificar la piel.

Su alta concentración en vitamina E, aporta beneficios para nuestra dermis, hidratándola para que no suframos deshidratación ni aparezcan manchas.

Ayudan a tratar problemas de la piel como el acné, las grietas, las quemaduras y la psoriasis.

Regulan el ph de la piel y estimulan la pigmentación.

Aportan elasticidad, suavidad y tersura.

Ayudan a combatir la tristeza gracias al aumento de la dopamina y la serotonina.

La oleoterapia

Esta práctica hace referencia a los diferentes usos que se le da al aceite con fines terapéuticos y del cuidado del cuerpo.

El uso de esta práctica surgió en Egipto y se fue extendiendo hasta hoy día. En la época del Imperio Romano también se usaba el aceite para curar heridas.

Los aceites corporales incorporan una combinación de sustancias hidratantes que gracias a sus principios activos, ayudan a mantener su elasticidad.

La oleoterapia no es una técnica popular por el momento pero algunas de las prácticas que llevan a cabo son por ejemplo, masajes relajantes con el aceite de oliva y aceite esencial de azahar. El otro consiste en un peeling con una mezcla de aceite con sal marina natural que elimina las células muertas sin producir erosiones.

Aceites hidratantes y sus efectos estéticos

Los aceites que encontramos habitualmente para este tipo de prácticas son:

El aceite de aguacate, que es usado como anti edad y para fortalecer el cabello ya que es rico en vitaminas A, B, C, D, E, H y K.

El aceite de almendra, tiene un gran poder suavizante, indicado especialmente como desmaquillante y para el cuidado de la piel de los bebés.

El aceite de coco, posee un gran poder relajante y se utiliza para suavizar e hidratar el cabello.

El aceite de avellana y de argán, son aconsejables para pieles delicadas por su poder regenerativo.

El aceite rosa de mosqueta, estimula la producción de colágeno, atenúa las manchas solares, previene la formación de estrías y le aporta a la piel elasticidad, suavidad y tersura.

El aceite de jojoba tiene un alto porcentaje de ceramidas, que hacen que nuestras células estén unidas, proporcionando de este modo elasticidad y firmeza.

Dale un capricho a tu piel y empieza a disfrutar de todas las propiedades del aceite. Síguenos en Facebook y Twitter, así como nuestra sección de Oleoturismo para conocer más usos y curiosidades de este producto.