Recorriendo Granada

Recorriendo Granada

A los pies de Sierra Nevada y entre los ríos Darro y Genil, encontramos una ciudad muy especial de la Andalucía Occidental cubierta con un aroma árabe, Granada. Rincones inolvidables, gastronomía histórica y multitud de monumentos, hacen de esta ciudad todo un clásico del turismo, que juntos vamos a recorrer. ¿Listos? Pues comencemos.

Granada llena de historia

Esta ciudad se originó por una tribu ibérica de los túrdulos, la cual la bautizó Ihverir, pero posteriormente fue conquistada por los romanos, los cuales la denominaron Iberis hasta la invasión musulmana de la Península Ibérica por las costas de Tarifa en el año 711 llegando a denominarse Elvira, como veis está llena de historia, ya que fue conquistada por varias culturas diferentes.

Zawi-ben-Ziri fundó el primitivo Reino de Granada en 1013 y tras numerosas guerras con  almorávides y almohades, se estableció la dinastía Nazarí y desde ese momento se dio comienzo a edificaciones que, poco a poco y rey tras rey la convirtieron en una ciudad mágica. Los reyes nazaríes construyeron palacios orientales, jardines y torres, constituyendo así la Alhambra, y Granada, poco a poco fue tomando forma durante casi dos siglos.

El 2 de enero de 1492, la ciudad fue entregada a los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón y, desde entonces, la ciudad pasó a ser centro de interés de todo el mundo occidental.

Entre los lugares encantadores que Granada nos brinda podemos encontrar:

La Alhambra

Seguro que todos la conocéis, pero si no habéis tenido ocasión, te lo recomendamos.

Este nombre proviene del árabe, “castillo rojo o bermellón” y fue creado para múltiples usos tanto para propósitos militares, como alcázar,  hasta como una pequeña medina. Comenzó a construirse en 1238 por los monarcas Ziries, aunque esta labor se fue sucediendo a otros personajes como Muhammed Al-Ahmar, los reyes Yusuf I y Muhammed V entre otros.

Actualmente en este monumento se pueden distinguir cuatro zonas: los Palacios, la zona militar o Alcazaba, la ciudad o Medina y la finca agraria del Generalife, además  integra además otros edificios como el Museo de la Alhambra.

La Catedral

Es conocida por ser la primera iglesia renacentista de España y está situada en el centro de Granada. Su construcción comenzó en 1505 por Enrique Egas como un proyecto gótico, pero a partir de 1563, Diego de Siloé continuó el trabajo en un estilo renacentista, por lo que es toda una maravilla ya que mezcla ambos estilos.

El lugar más importante de este templo es la Capilla Mayor, su increíble cúpula y el gran arco toral a modo de arco de triunfo como entrada monumental a la tumba de los Reyes Católicos.

Real Monasterio de San Jerónimo

Se le conoce como iglesia y convento renacentista, realizado en 1504, actualmente es el lugar donde reposan los restos de Fernando González de Córdoba.

El crucero y la capilla mayor  son obra de Jacobo Florentino y Diego de Siloé. La planta del Monasterio, es de cruz latina, con capillas laterales y cabecera que se adapta al retablo, todas ellas cubiertas por bóvedas góticas.

Tiene un espectacular exterior con contrafuertes y dos claustros, uno con decoración renacentista y otro protorrenacentista.

Monasterio de la Cartuja

Se empezó a construir en 1056 y su entrada está dotada de una puerta de estilo renacentista la cual tiene acceso a un patio que da paso a la puerta del convento. Cuenta con numerosas dependencias:

  • La Iglesia de una sola nave con decoración barroca del siglo XVII, con un altar mayor policromado presidido por San Bruno.
  • La sacristía.
  • El claustro.
  • La Sala Capitular, lugar de reunión de los cartujos.
  • La Capilla de Profundis donde los frailes hacían penitencia.
  • Y el Refectorio y el comedor de los frailes, decorado con grandes cuadros de Sánchez Cotán.

Capilla Real

Es un templo de culto católico de estilo gótico isabelino, construida por Enrique Egas entre 1505 y 1521 para la sepultura de los cuerpos de los Reyes Católicos.

Está conectada a la Catedral, a la izquierda con la Capilla San Idelfonso y la Iglesia del Sagrario. A la Capilla Real se accede mediante la lonja, un edificio plataresco del año 1518 destinado al comercio y la banca.

En su interior se pueden encontrar importantes esculturas, pinturas y orfebrería, y además cuenta con la cruz del altar, el cáliz, la corona y el cetro de la Reina Isabel, y la espada del Rey Fernando, aunque lo más destacado es su reja de hierro forjado dorado al fuego.

Si esto te ha dejado con más ganas, no dudes en organizar una escapada a esta ciudad histórica y monumental, hay un sinfín de actividades qué ver en Granada.