Tipos de aceites y su uso culinario

Tipos de aceites y su uso culinarioEl aceite de oliva, pieza clave de la dieta mediterránea

El aceite es un producto clave en la cocina, pero también tiene multitud de usos, además de aportar grandes beneficios para nuestra salud.

La Reglamentación Técnico Sanitaria Española de aceites vegetales comestibles los agrupa en dos: aceites de origen vegetal y aceites de origen animal. Veamos las características de cada uno de ellos.

Tipos

  • Aceites de origen vegetal. El aceite vegetal es un compuesto orgánico obtenido a partir de semillas u otras partes de las plantas. Existen muchos tipos de aceites vegetales para uso humano, y no necesariamente todos se usan para la alimentación, ya que algunos son también muy beneficiosos para cuidar nuestro cabello y nuestra piel, incluso para tratar ciertos problemas de salud.
  • Aceites de origen animal. Estos tipos de aceites se obtienen a partir de tejidos animales y se utilizan sobre todo para producir mantequilla, sebo y otros alimentos. Al igual que los aceites de origen vegetal, también se les da otros usos como la producción de cosméticos, jabones o piensos.

Debemos incluir ambos tipos de grasas en nuestra alimentación, intentando disminuir el consumo de grasas o aceites animales, y aumentando la presencia de grasas y aceites vegetales en nuestra dieta diaria.

Aceite de oliva

Como ya sabemos, el aceite de oliva (enlace elaboración) es el más consumido en España, nos aporta una gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, y su utilización es muy amplia.

A continuación vamos a ver los diferentes tipos que hay:

  • Aceite de oliva virgen: se obtiene del fruto del olivo, sin añadir ningún componente químico, lo que lo hace completamente natural.
  • Aceite de oliva refinado: se consigue mediante el refinado de aceites de oliva vírgenes. La acción de refinado consiste en una serie procesos químicos y físicos por el que pasan las aceitunas para eliminar algunas imperfecciones como su alta acidez o aromas desagradables.
  • Aceite de oliva: es una mezcla de aceite de oliva virgen y el refinado.
  • Aceite de orujo de oliva crudo: se obtiene del orujo de oliva (restos de aceitunas que quedan tras haber extraído el aceite de oliva virgen), mediante tratamientos químicos o físicos.
  • Aceite de orujo de oliva refinado: se obtiene del refino del aceite de oliva crudo.

Y en la cocina…

El aceite de oliva eso de los más estables y no produce reacciones cuando se le somete a altas temperaturas, por lo que es perfecto para cocinar.

A continuación te damos algunos consejos para usarlo correctamente:

  • Su uso en crudo no altera sus propiedades nutricionales, ¡tenlo en cuenta!
  • La temperatura óptima de conservación es de 20ºC, con el frío puede espesar.
  • Para conservar sus características lo ideal es mantenerlo en su envase original y almacenarlo en un lugar oscuro.
  • Para freír un alimento correctamente, cubre totalmente el alimento.
  • La temperatura ideal para freír está entre los 160ºC y 190ºC.
  • Usa un poco de aceite de oliva al cocer la pasta evitará que se pegue.
  • En tus ensaladas y aliños, añade el aceite en último lugar, después de la sal y el vinagre, para que los demás ingredientes no resbalen.
  • La carne marinada previamente en aceite de oliva queda más sabrosa.
  • No se debe mezclara el aceite nuevo con el viejo, ni diferentes tipos de aceites, ya que se pueden producir sustancias tóxicas.
  • Filtra el aceite cada vez que lo uses, así eliminas cualquier resto de alimento que pueda quedar.
  • Si preparas rebozados, añade una cucharada de agua por cada huevo batido para que el alimento obtenga menos aceite.

¿Te ha parecido interesante? Toma nota de estos consejos y prepara platos exquisitos con nuestro ingrediente preferido. Si quieres saber más datos, noticias y consejos sobre el aceite, sumérgete con nosotros en el mundo del Oleoturismo.